Página principal | Contáctenos | Mapa web    Martes 26 de septiembre de 2017, 10:52hs
      Google
Buscador Temático  
 
   Nuestros
Profesionales
  TraumatologĂ­a
  FonoaudiologĂ­a
  BioquĂ­mica
  OftalmologĂ­a
  CardiologĂ­a
  CirugĂ­a EstĂ©tica
  Diccionario Médico
  Banco de Notas
  Calculadora de Peso
  Calendario Vacunación
  Colegio de Profesionales
  Web Relacionadas
  SitioSalud.TV
  Notas de Salud
Miedos Que Paralizan. Miedos Que Bloquean
Miedo Al Examen
No Se, No Me Acuerdo, No Quiero Presentarme

Tener miedo antes de rendir es normal, pero tener tanto miedo como para no rendir por años ya no lo es tanto; mucho menos cuando el estudiante siente náuseas o palpitaciones… Mientras padres y alumnos se asustan, los especialistas recomendamos terapia.

“Estudié, pero no me acuerdo” y “no sé nada”, “No quiero presentarme”; “sabía todo y me quedé muda”, son algunas de las frases con las que adolescentes y adultos dan expresión a un trastorno que la psicología ha definido como “fobia a ser evaluado”.

Algunas veces son cándidas explicaciones de la realidad, otras tantas son una mera excusa, y muchas otras se trata de la manifestación de un problema a tratar. “El miedo al examen “normal” pasa a ser algo serio cuando se presenta un alto grado de falta de funcionalidad con síntomas corporales o con un alto grado de evitación. Cuando interrumpe la vida diaria, es un trastorno que requiere solución”.

Ese miedo puede formar parte de una patología ansiosa (como el trastorno de ansiedad generalizada o la fobia social) o depresiva; ser independiente de ella, como un trastorno de aprendizaje, o constituir un cuadro específico denominado «fobia a los exámenes»”.

Hay una hiperactividad del organismo que se traduce en sensaciones físicas como palpitaciones, sudoración, náuseas, alergias, insomnio, ayuno…”. Previsiblemente, no se trata de un simple “cosquilleo” al imaginarse a los profesores, sino de una verdadera sensación de terror que llega sin previo aviso y que paraliza al estudiante logrando bloquearlo en su proyecto personal. “Siempre me pasa. La noche previa al examen, digo ‘no rindo’. Siempre tengo la duda, prefiero perder un cuatrimestre y estirar antes de exponerme a la situación de rendir”, 

Tener MIEDO es creer que algo malo me pasará. El Miedo siempre es hacia el futuro, como no lo conozco debo crearlo y si imagino lo peor entré en lo que se denomina un Circulo Vicioso al que voy alimentando yo mismo con pensamientos catastróficos.

Son temores universales. Es un problema, cuando la intensidad del temor no sólo causa malestar sino también angustia”. A la hora de entender cómo funciona ese miedo lo más frecuente es que los estudiantes reaccionen con algo que ya les pasa. Entonces, los flacos adelgazan; los gordos engordan…” Más allá de cada manifestación en particular, lo cierto es que la mayoría sobrelleva el temor sin problemas.

Del mismo modo que aprendimos a tener miedo, también podemos dejar de tenerlo. Un hombre y una mujer que tienen sueños y proyectos avanzan a pesar del miedo. Démonos tiempo y tratémonos bien, motivos para claudicar y abandonar la carrera siempre habrá sin presionarnos, sin pretender ser valientes en un día. La vida es hermosa y emocionante, pero hay que animarse a correr riesgos, aunque te dé temor.

 

Dr. Claudio Vicente Greco



Autor: SitioSalud.com
 
 
Error connecting to mysql